| Viernes 22 de Mayo de 2015

Buscar

Aporte a salud y sin pensión
Escrito por eldia | Jueves, 11 de Diciembre de 2008 12:10
Compartir artículo
Compartir facebook Twitter
El Consejo de Estado falló tutela, y desde ahora una persona que se declare en incapacidad económica no está en la obligación de hacer aportes a pensión como lo exige la nueva Planilla de Liquidación de Aportes PILA.
 
La sección cuarta del Consejo de Estado determinó que “el pago de los aportes en salud mediante la PILA, mecanismo que exige simultáneamente cotizaciones para pensión, no puede desconocer el derecho a la salud a una trabajadora independiente de bajos ingresos, con la imposición de una carga adicional que restringe el acceso al mencionado derecho y, en razón de ello, pone en riesgo la vida.

El fallo fue favorable, cuando se presentó una mujer cabeza de familia y madre de tres hijos que no recibió atención por no estar cotizando pensión pese a estar al día con sus aportes en salud.

En una investigación realizada del caso se confirmó, que la señora afectada no cuenta con los recursos suficientes para pagar pensión, situación que viven miles colombianos que sobreviven con un salario mínimo y cuyo aporte obligatorio equivaldría a la suma de $131.540, un monto exagerado al SMLV ($464.000), que no suple las necesidades básicas de la población.

Era lo mas procedente que la Corte fallara la tutela a favor de todos los trabajadores independientes que no pueden pagar pensión, ahora bien, lo que se debe hacer es entregar una declaración sobre su ingreso base de cotización (IBC), documento con el que puede demostrar que sus ingresos no le permiten aportar en pensiones, así se beneficiará.

La EPS a la que pertenece ésta usuaria deberá proporcionar la planilla de autoliquidación y habilite un sistema que le permita hacer los aportes a salud sin ninguna complicación, así podrá ser atendida con hijos sin ningún restricción.
Herramientas
ImprimirPDF

 

La Vía Campesina - Grain

 

Defender los Sistemas de Semillas Campesinas

Los campos campesinos constituyen la primera línea de defensa contra las leyes de semillas que resultan perjudiciales. Esto implica organizar el rescate, la recogida, el mantenimiento y el desarrollo de las semillas locales así como compartirlas y utilizarlas. Es muy importante que las mujeres y las personas jóvenes estén implicadas/os. Puedes comenzar un proyecto con tus vecinas/os o las asociaciones locales, hablar con las/os vendedoras/es de los mercados o de la calle, hacer que participe tu escuela o tu lugar de trabajo, etc. Las ferias de semillas y las visitas a las explotaciones o jardines constituyen una parte importante de este trabajo.

Paralizar las "Leyes Monsanto"

Resulta más fácil luchar contra los proyectos de ley que criminalizan a las/os agricultoras/es antes de que se conviertan en leyes. Si la opinión pública se opone a ellas, los gobiernos lo tienen más difícil para aprobarlas. Organiza protestas en la calle, haz vídeos, habla con los medios, organiza acciones directas.

Unir fuerzas con otras/os campesinas/os

Hay muchos casos en los que otras/os campesinas/os y países luchan contra leyes muy similares. Aprender de ellas/os y sus experiencias, ya sean buenas o malas, puede resultar muy útil. Incluso si tenemos estrategias diferentes, podemos construir un frente común contra la industria semillera y los gobiernos que actúan en su beneficio.

Construir Alianzas con otros movimientos

Es posible construir grandes alianzas cuando la gente comprende que las semillas afectan al bienestar de todas/os y no solo a las/os agricultoras/es. La lucha por las semillas se puede integrar en otras de las luchas más amplias que llevan a cabo las/os campesinas/os, dado que no hay soberanía alimentaria sin la soberanía de las semillas. Además, la lucha por las semillas puede constituir una parte importante de otras luchas más generales, como las campañas y las acciones contra los tratados de libre comercio, las medidas de austeridad, nuevas patentes o regímenes relacionados con Internet, el cambio climático, las leyes sobre las tierras, etc.

Deshacer la propaganda

Las empresas semilleras y los gobiernos presentan las leyes de semillas como legislaciones que protegen a las/os consumidoras/es, garantizan la calidad de las semillas, aumentan los beneficios y palian el hambre. Es necesario que desacreditemos estos mitos y mostremos que la agricultura que fomentan es tóxica y genera más hambre. El único objetivo de estas leyes es extraer la riqueza de las comunidades rurales para entregársela a las empresas.

Intentar hacer leyes positivas

En algunos casos puede ser posible obtener leyes, programas o herramientas favorables que protejan los sistemas de semillas campesinas. Por ejemplo, pensemos en las zonas libres de transgénicos, las leyes que rechazan las patentes sobre diferentes formas de vida o los programas que promueven las variedades locales y las semillas campesinas. En otros casos, estas leyes o normas jurídicas pueden excluir a determinados pueblos, dividir las comunidades, enreder a las/os campesinas/os en burocracias legales, generar contradicciones o resultar una pérdida de tiempo.

 

Nueva Publicación: Leyes de Semillas que criminalizan campesinas y campesinos

El Comité Ejecutivo de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria FENSUAGRO-CUT, en uso de las facultades conferidas en el artículo 22, literal D de los Estatutos y teniendo en cuenta que:

a. El actual Comité Ejecutivo Nacional ha cumplido su período estatutario

b. Estatutariamente debe desarrollarse la Asamblea Nacional Federal cada tres (3) años.

c. Se hace necesario analizar la compleja situación  que afronta la población Rural Colombiana de los trabajadores de la  agroindustria y del agro en general.  Así como la situación política, económica y social que vive el país.

d. Se debe actualizar las normas estatutarias acordes a las necesidades y realidades de nuestra Federación

e. La Federación requiere de la elaboración y actualización de sus líneas estratégicas y plan de acción para los próximos tres (3) años

f. Hay urgencia de determinar los órganos responsables de ejecutar las decisiones de la XI asamblea Nacional Federal

 

g. Emanar de la XI asamblea Federal todas aquellas decisiones que tengan por objeto garantizar el desarrollo de las conclusiones de la misma y el futuro general de la Federación.

 

tesis política

CONVOCATORIA XI CONGRESO

tesis organización

tesis política financiera

tesis mujer rural

tesis comunicación

tesis educadion

tesis soberanía alimentaria

tesis elementos sobre territorio y territorialidad

 

 

1.      ¿Qué es un contrato de trabajo?

El Contrato es un acto por el cual una parte se obliga para con otra a dar, hacer o no hacer alguna cosa y diremos que es laboral, cuando además de los elementos de cualquier contrato (capacidad de las partes para contratar, consentimiento, causa lícita, objeto lícito), concurran los elementos esenciales de que trata el artículo 23 del Código Sustantivo del Trabajo, que dice:

“Elementos esenciales.

1.    Para que haya contrato de trabajo se requiere que concurran estos tres elementos esenciales:

d)    La actividad personal del trabajador, es decir, realizada por sí mismo;

e)    La continuada subordinación o dependencia del trabajador respecto del empleador, que faculta a éste para exigirle el cumplimiento de órdenes, en cualquier momento, en cuanto al modo, tiempo o cantidad de trabajo, e imponerle reglamentos, la cual debe mantenerse por todo el tiempo de duración del contrato. Todo ello sin que afecte el honor, la dignidad y los derechos mínimos del trabajador en concordancia con los tratados o convenios internacionales que sobre derechos humanos relativos a la materia obliguen al país; y,

f)    Un salario como retribución del servicio.

2.    Una vez reunidos los tres elementos de que trata este artículo, se entiende que existe contrato de trabajo y no deja de serlo por razón del nombre que se le dé ni de otras condiciones o modalidades que se le agreguen”.

2.      ¿Qué diferencia hay entre un contrato de trabajo verbal y un contrato de trabajo escrito?

El contrato de trabajo puede ser acordado de forma verbal o escrita, prefiriéndose esta última para que sirva como medio de prueba en un momento determinado, pero ambas formas de contratación, escrita o verbal, están reguladas por el ordenamiento laboral colombiano y gozan de los mismos derechos y obligaciones.

3.      ¿Qué es la duración del contrato de trabajo?

La duración del contrato de trabajo, resulta ser el tiempo que las partes han pactado, durante el cual se mantendrá vigente la relación laboral.

4.      ¿Cuántas clases de contratos de trabajo a término fijo existen?

Los contratos de trabajo se diferencian unos de otros, por su duración. Al respecto señala el artículo 45 del Código Sustantivo del Trabajo:

“Duración.

El contrato de trabajo puede celebrarse por tiempo determinado, por el tiempo que dure la realización de una obra o labor determinada, por un tiempo indefinido o para ejecutar un trabajo ocasional, accidental o transitorio”.

 

Dependiendo del tiempo que acuerden las partes, el contrato de trabajo puede ser por un tiempo definido o por un tiempo indefinido, aclarando que independientemente del tiempo acordado, en todo contrato de trabajo, las partes tienen los mismos derechos y obligaciones dispuestas en la normativa laboral.

 

Descarga aquí todo el documento


Otros documentos

Cartilla Negociacion Colectiva en el Sector Publico.pdf

Codigo Sustantivo del Trabajo Colombia.pdf

Nota de clase 62. reforma pensional.pdf

guia_beneficios_ley_formalizacion_generacion_empleo.pdf