Dirigente sindical desmiente a empresarios y los responsabiliza de lo que le pueda pasar

Nacional

 

Por: Camilo Raigozo

 

El dirigente sindical Pablo Elías Vargas, miembro de la dirección nacional de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria, Fensuagro y asesor del sindicato Sintragrancol, denunció los atropellos que se vienen presentando en la empresa Agroinversiones La Ceiba en cabeza de la representante legal Joceline Azar.

 

Sintragrancol había dado a conocer que el pasado 12 de septiembre se terminó la etapa de arreglo directo de la negociación del pliego de peticiones presentado a esta empresa, debido a la intransigencia de la misma.

 

Una vez naufragó el arreglo directo el sindicato pidió permiso a la empresa para informarles a los trabajadores los términos de la negociación, el cual fue negada por Gustavo Gómez, aduciendo que ese día estaban en corte de fruta. Sin embargo al sindicato patronal, Sintrainagro, si le dio permiso.

 

Los dirigentes sindicales Pablo Elías Vargas (der) y Raúl Patiño.  

Ante la situación Sintragrancol realizó un mitin de protesta el 13 de septiembre orientado por Pablo Elías Vargas, representante de Fensuagro y asesor del sindicato. Como retaliación la empresa sancionó al trabajador Fredis Ríos, en actitud arrogante y de persecución sindical. Desde el 18 de septiembre último, Ríos forma parte de la junta directiva de Sintragrancol en la Zona Bananera.

 

Según Vargas los dueños de la empresa y sus administradores lo que pretendieron fue quitarles a los trabajadores pequeños derechos  conquistados como son: auxilio de maternidad de 18.000 pesos; auxilio por muerte de familiar de 25.800 pesos y auxilio de educación para los hijos de 16.850 pesos.

 

Así mismo los patronos propusieron bajar el monto de otros derechos, tales como, el auxilio por muerte del trabajador de 157.300 a 100.000 pesos; prima extralegal de navidad de 28.090 a 25.000 pesos. Así mismo ofreció un incremento salarial de apenas 3,3 por ciento para el año 2017 y 2018 respectivamente.

 

El dirigente sindical aclaró que los salarios de estos trabajadores no superan los 700.000 pesos mensuales, con el agravante de que los días de embarque son obligados a trabajar hasta 13 horas diarias.

 

Así mismo puntualizó que para los años 2015 y 2016, los incrementos del salario fueron apenas del 3,66 por ciento, mientras que la inflación del 2015 fue del 6,77 por ciento y en los últimos 12 meses ha sido del 8,1 por ciento según el DANE. Es decir que la pérdida del poder adquisitivo del salario de los trabajadores es enorme.

 

Mentiras de la empresa frente a la CUT

 

Vargas desmintió a los dueños de Agroinversiones La Ceiba, quienes el pasado 22 de septiembre le hicieron llegar una carta a la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Magdalena, con afirmaciones falaces tales como:

 

Que esta compañía fue creada en el 2009 y que desde su inicio se ha caracterizado por su responsabilidad social corporativa, en cumplimiento de las normas legales.

 

“Lo que no dice es que en esta finca laboran trabajadores con más de 20 años de servicio. Que desde el 2009 la nueva administración tomó el control de la compañía y los trabajadores han padecido el menoscabo de sus salarios por la traición de Sintrainagro en cada negociación. Por esta razón hoy un gran número de trabajadores se pasaron a Sintragrancol”, observa el comunicado de Vargas.

 

Del mismo modo afirma que la empresa miente cuando afirma que “tenía la intención de continuar con las conversaciones”, cuando, tal como quedo en el acta, fue Sintragrancol quien dejó constancia en el acta su voluntad de continuar la negociación y la respuesta de la empresa, a través de Joceline Azar fue que “hasta allí llegaba la negociación”.

 

En la misma carta a la CUT la empresa acusa a Pablo Vargas de haber bloqueado el ingreso del personal con la complicidad de otro trabajador afiliado a Sintragrancol.   “Para la empresa un acto de protesta, como el allí desarrollado, es catalogado como un comportamiento, inapropiado, irrespetuoso, e ilegal, por lo que sanciona al compañero Fresdis Ríos”, resalta Vargas.

 

El asesor gremial advirtió que en todas las empresas de la zona bananera donde Sintragrancol hace presencia él es señalado de ser el responsable, de la confrontación laboral que se presenta. Esto pone en alto riesgo la vida y la integridad del dirigente y su familia. “Hago responsable a quienes me han hecho los diferentes señalamientos, de lo que me pueda ocurrir a mí y a mi familia”, aseveró Vargas en el comunicado.

 

Los trabajadores de la finca Porvenir en votación realizada entre el 19 y el 21 de septiembre pasado, que la empresa trató de impedir, por mayoría votaron la huelga, si no hay pronunciamiento de la empresa para buscar dar solución al conflicto laboral. En los próximos días se dará la hora cero para el inicio de la protesta. 

 

“Nuestro llamado es a todas las organizaciones hermanas a estar atentos a la situación en esta región, que tal como lo denunciamos ante la Misión de Solidaridad Internacional, el 21 de los corrientes, la explotación de los trabajadores por parte de los empresarios bananeros y palmeros, es lo más miserables, que en casos podemos compararlos como los que ocasionaron los hechos de la Masacre de las Bananeras en 1928”, finaliza el documento.